sábado, 12 de julio de 2008

recomendaciones para hacer un buen surf de forma segura



- Procure conocer bien la playa donde vaya a hacer surf y estudiar con atención el funcionamiento de las olas: dónde rompen, qué corrientes dominantes existen, en qué dirección se mueven y por qué lugares podemos entrar a las olas con mayor velocidad y seguridad.

- Conozca las horas de las mareas y los vientos que pueden llegar a ser peligrosas.

- No es conveniente practicar el surf solo. Si lo hace en compañía podrá obtener ayuda inmediata en caso de necesidad.



- Respete las zonas prohibidas para el surf y en cualquier caso, manténgase alejado de bañistas, submarinistas y pescadores.

- Utilice protección contra el frío (trajes isotérmicos). Es conveniente que sean de colores vivos para una mejor localización.

- Utilice casco en caso de que las olas pasen de un metro, ya que las quillas pueden producirnos cortes peligrosos y pérdidas de conocimiento.





-Revisar el cabo elástico que une la tabla a nuestro pie para apreciar si se encuentra desgastado y si es así, sustituirlo.

- Si no tiene mucha experiencia, utilice un chaleco salvavidas.
- No se aleje de la costa más de lo necesario y si lo hace, utilice una embarcación de apoyo.

-Respetar las “reglas” del surf sobre prioridades, guardando la preferencia de aquellos que están más pegados a la espuma.


- No es conveniente practicar este deporte al atardecer, ya que si cae la noche y tiene algún problema será difícil conseguir ayuda.

- Tenga en cuenta que hay playas y zonas de baño sin señalización. En estos lugares es imprescindible extremar la prudencia y evitar todo riesgo.

- En caso de accidente no abandone nunca la tabla. No sobrestime sus fuerzas. Desde la tabla haga señales subiendo y bajando lentamente los brazos extendidos.

- Indique a alguien dónde va a practicar surf y la hora estimada de regreso. De este modo, en caso de un retraso prolongado podrá organizarse una búsqueda más efectiva.



- Es importante vigilar la meteorología y conocer las previsiones para la zona. El viento y el mar pueden cambiar bruscamente en la costa.

- Tenga mucho cuidado con el viento procedente de tierra que puede alejarle de la playa.